¿Funcionan las técnicas de asesoramiento para el duelo?


Fuente: pexels.com

A pesar de la investigación fundamental sobre las cinco etapas del duelo, los investigadores actuales coinciden en que no existe una hoja de ruta para la recuperación del duelo. El duelo es una experiencia distinta a las personas. Cómo se expresa, cómo se siente y la recuperación no es algo que pueda coreografiarse en una línea de tiempo ordenada con etapas distintas que sean ciertas para todas las personas. Si bien la mayoría asocia el duelo con la pérdida de un ser querido, otros eventos de la vida resultan en duelo, como el divorcio o la noticia de la pérdida de la salud o un diagnóstico importante de salud mental. A menudo hay pérdidas que acompañan a cualquier cambio importante, incluso cambios que consideramos positivos. Por ejemplo, convertirse en padre por primera vez puede resultar en un sentimiento de pérdida de la identidad previa a la paternidad. Mudarse a un nuevo trabajo significa despedirse de los compañeros de trabajo de su antiguo lugar de trabajo. Muchos están de acuerdo en que la forma en que las personas se adaptan a estos cambios depende de la personalidad y la resistencia de esa persona.



El duelo relacionado con la muerte de un ser querido u otra pérdida significativa puede complicarse por otros factores que interrumpen el proceso de duelo. Por ejemplo, la pérdida de un cónyuge que resulta en la pérdida de un hogar, la pérdida de amigos, etc., el proceso de duelo se vuelve más complejo porque hay varias pérdidas involucradas. El individuo que atraviesa múltiples pérdidas relacionadas con la pérdida primaria puede encontrarse también experimentando depresión, ansiedad y síntomas fisiológicos que deben abordarse. Las técnicas utilizadas por los terapeutas y consejeros para ayudar a las personas a superar el proceso de duelo deben implementarse en función de la situación y el tipo de duelo.




Fuente: pexels.com

En muchas culturas, el duelo se respeta como un proceso y, por lo general, es un proceso público. Las personas que están de luto usan una prenda de vestir que simboliza este período para que otras personas que no lo saben puedan mostrar respeto. En la cultura estadounidense, por lo general no existen tales símbolos externos de dolor (aparte del día del funeral o del servicio conmemorativo). En la mayoría de las culturas, la familia es una fuente de consuelo en el proceso de duelo. Para algunas personas, no se espera que sus seres queridos se recuperen de inmediato y sigan con su vida, vuelvan al trabajo o consideren la posibilidad de tener citas. En la cultura estadounidense, puede parecer que un cónyuge fallecido apenas tiene frío antes de que familiares y amigos bien intencionados comiencen sus planes de emparejamiento. Ideas como esta (el mito de reemplazar la pérdida para que usted pueda sentirse mejor) introducidas demasiado pronto a los desamparados pueden complicar aún más las cosas, ya que les hace sentir que el tiempo que necesitan para llorar es anormal. El proceso de duelo es personal, no existe una forma 'correcta' o 'incorrecta' de hacer el duelo, razón por la cual las sugerencias de otros bien intencionados a menudo caen vacías para el doliente. Algunas reacciones emocionales comunes experimentadas con el proceso de duelo son aquellas con las que puede estar familiarizado con el modelo de 5 etapas: tristeza, enojo, incredulidad o negación, negociación (pensar cosas como 'tal vez él todavía estaría aquí si solo hubiera sido mejor '), culpa y aceptación. Sin embargo, los dolientes pueden sentir muchas de esas cosas en un día, y algunas personas en duelo pueden no sentir una o más de esas reacciones emocionales en absoluto. Todavía están de duelo.



Para algunos que están pasando por el proceso de duelo, puede ser útil buscar terapia. La terapia puede ser útil si no tiene un sistema de apoyo que le permita ser abierto sobre su dolor o si siente que las formas en que ha estado tratando de sobrellevarlo simplemente no lo están ayudando. Es posible quedarse atascado en el proceso de duelo más de lo que se considera natural, y esto se conoce como duelo complicado. Hay varias técnicas diferentes empleadas por los terapeutas para ayudar a los clientes durante el proceso.

  • La terapia cognitivo-conductual puede ayudar a aquellas personas que se preocupan demasiado por la pérdida y pueden estar atrapadas en conductas autodestructivas. La investigación actual también respalda que la TCC basada en Internet es muy eficaz en personas con un duelo complicado, debido a la capacidad de permanecer en contacto constante con un terapeuta.
  • La biblioterapia es una técnica en la que los desamparados documentan su vida antes de la pérdida con la idea en mente de que centrarse en el tiempo que han pasado con el ser querido puede ayudarles a superar la pérdida.
  • Las técnicas expresivas se utilizan especialmente con niños y clientes que son creativos por naturaleza. Se les puede pedir a los niños que 'dibujen sus sentimientos' y se les puede pedir a los adultos que escriban sus sentimientos en un diario o escriban una carta a una persona específica involucrada en la pérdida. La clave de esta técnica es una expresión. Es importante aceptar sus sentimientos en lugar de sentir que 'debería' sentirse diferente acerca de la cantidad de dolor que está teniendo o de cómo está sufriendo. La expresión puede ayudar con la aceptación de cómo nos sentimos, al igual que lograr que esos sentimientos sean validados por alguien que comprenda el proceso del duelo.

El objetivo de las técnicas de terapia de duelo debe ser ayudar en el proceso, no apresurarlo.


Fuente: pexels.com



Si bien los medicamentos pueden ayudar y lo hacen con la depresión, también pueden impedir el proceso de duelo al enmascarar las emociones. El uso excesivo de alcohol o drogas u otros tipos de distracción también pueden servir para el propósito temporal de no sentir nuestros sentimientos. Pero al desconectarnos de nuestros verdaderos sentimientos, no podemos curarnos de ellos y seguir adelante. Es importante que quienes están sufriendo deben sentir su dolor y expresar su dolor. También es importante que aquellos que han experimentado una pérdida comprendan que no existe una forma programada de curación. El dolor no se puede cuantificar y no se puede ubicar en una línea de tiempo. Hay otros mitos inútiles sobre cómo afrontar adecuadamente el dolor en nuestra sociedad. Un mito es que tienes que llorar solo, como en privado. Por el contrario, sabemos que es necesario obtener apoyo para el duelo. Los terapeutas, familiares, amigos y compañeros de trabajo deben ser comprensivos con el proceso. Todos los que forman parte de la vida del individuo pueden sostener, pueden ofrecer un oído, un hombro y una presencia cuando pueden, y es muy apropiado pedir ayuda durante un momento tan difícil.

Otro mito es que los que están en duelo tienen que ser fuertes por otros que están en duelo, principalmente haciendo a un lado sus sentimientos para que otra persona tenga espacio para el dolor. El dolor no funciona así; no hay cuota colectiva. Cuando compartimos nuestro dolor con los demás, es ahí donde puede suceder la curación.

Si no se siente preparado para lidiar con las reacciones a la pérdida que está experimentando, hay profesionales de salud mental con licencia disponibles para ayudarlo en Betterhelp.com. El tiempo no cura todas las heridas si no afrontas el dolor de forma sana. Si está utilizando el tiempo de manera eficaz al obtener el tipo de apoyo adecuado que necesita y tomar las medidas adecuadas para el duelo, es posible que comience a sentirse más en paz con su pérdida.