¿Te duele guardar rencor?

Fuente: pixabay.com



Para muchos de nosotros, guardar rencor a menudo comienza con una herida o un mal genuino. La confianza en una relación se daña y el resultado es la ira que llevamos con nosotros. Según Dictonary.com, el rencor es 'un sentimiento de mala voluntad o resentimiento'. La pregunta es, ¿te duele guardar ese rencor?



Efectos de guardar rencor

Cuando estás herido, puede ser fácil seguir insistiendo en el dolor y las circunstancias detrás de él, dejando que el resentimiento y la hostilidad se acumulen en tu interior. Eventualmente, si no se controlan, esos sentimientos negativos pueden dejarlo en un estado de amargura, enojo y atacar a los demás.

Esa amargura y ese enojo pueden sangrar en todas las relaciones que tengas, tanto antiguas como nuevas. La gente rara vez quiere estar cerca de alguien que es negativo y amargado de manera constante. Eso le quita la capacidad de disfrutar de su entorno y experiencias actuales. Guardar rencor te quita la alegría de tu vida, filtrando la positividad y reemplazándola con emociones, conversaciones y acciones negativas.



Fuente: rawpixel.com

Según la Clínica Mayo, otros impactos pueden incluir sentirse deprimido y ansioso, perder una conexión valiosa con los demás y un sentimiento de estar en desacuerdo con sus creencias espirituales.



Además, no puede cambiar lo que sucedió en el pasado. ¿Por qué seguir aferrándose a algo que no puede alterar? Sin embargo, puede determinar cuánto impacto tendrán esas heridas del pasado en su futuro. Los pensamientos negativos que lleva consigo están dando forma a su perspectiva y realidad en este momento. Es una elección consciente que haces para aferrarte a tu dolor e ira o dejarlo ir y seguir adelante.

'Guardar rencor es como morir picado por una abeja.'
- William H. Walton

Impacto negativo en su salud



Si bien puede parecer que guardar rencor solo afecta su salud mental y emocional, hay signos de que también tiene un impacto negativo en su salud física. Varios estudios han sugerido correlaciones entre el perdón y la salud. Charlotte vanOyen Witvliet, Ph.D., fue la investigadora principal de un estudio que midió el impacto físico de guardar rencor. Ella señaló: 'Cuando la gente piensa en sus agresores de manera implacable, tienden a experimentar emociones negativas más fuertes y mayores respuestas de estrés [fisiológico]'. Witvliet indicó que cree que quienes no perdonan podrían estar preparándose para problemas de salud futuros, incluidos los cardiovasculares.

Cuando estamos amargados y enojados, puede afectar nuestra capacidad para sanar y aumentar nuestra respuesta al estrés. Finalmente, nuestros cuerpos comienzan a sufrir físicamente. La respuesta al estrés de la ira aumenta la presión arterial, reduce el tono saludable del nervio vago y activa un circuito de retroalimentación de angustia. Cuanto más te preocupes por las circunstancias y los detalles de tu rencor, repitiéndolos continuamente en tu mente, mayor será el impacto físico. En muchos sentidos, guardar rencor te duele más que a nadie, saboteando tu cuerpo y su capacidad para mantenerse saludable.

Esencialmente, la negatividad de guardar rencor envenena su cuerpo, provocando dolores de cabeza, insomnio, presión arterial alta, problemas de la piel, derrames cerebrales y ataques cardíacos.

Respuesta de lucha o escape

En el nivel más básico, aferrarse al resentimiento y la ira activa nuestra respuesta de lucha o huida. Nuestro sistema nervioso simpático luego aumenta los niveles de cortisol, que es una hormona relacionada con el estrés.



Fuente: pexels.com

Cuando resuelve un conflicto o deja ir un rencor, esto tiende a estimular el sistema nervioso parasimpático, aumentando los niveles de oxitocina en su sistema. Esencialmente, estos dos sistemas funcionan juntos, proporcionando una forma de equilibrar su cuerpo. Sin embargo, cuando continúa guardando rencor, el sistema nervioso simpático se acelera, continúa produciendo cortisol y aumenta el impacto físico negativo.

Estas dos hormonas, cuando están en equilibrio, lo ayudan a controlar el estrés y sus impactos físicos en su cuerpo de manera efectiva. Cuando se guarda rencor, ese equilibrio se interrumpe.

Naturalmente, cuando se siente estresado o herido, hay una persona a la que tiende a buscar en busca de consuelo. Guardar rencor puede afectar negativamente esa relación y generar sentimientos de soledad y aislamiento. La investigación ha descubierto que la forma en que las personas se unen entre sí puede afectar los niveles de cortisol y ser una forma de predecir los niveles de depresión o ansiedad a lo largo del tiempo.

Perdón: la clave para la salud

A lo largo de los años, las investigaciones han demostrado constantemente que el perdón y el abandono del rencor pueden tener un impacto positivo en su salud mental, emocional y física. Uno, le permite dejar de pensar en los aspectos negativos de su dolor, pero encontrar la paz al poner los eventos en el pasado.

el mejor psicólogo cerca de mí

Fuente: rawpixel.com

El perdón se define de manera diferente por todos, pero en general, implica la decisión de dejar de lado su resentimiento y cualquier pensamiento de venganza. El acto que te lastimó siempre puede estar contigo, pero al elegir perdonar a la persona, no estás permitiendo que la negatividad defina tu vida y continúe envenenándote físicamente en el futuro. Con el tiempo, incluso puede permitirle desarrollar mayores sentimientos de empatía, comprensión y compasión por los demás, incluso por aquellos que lo han lastimado.

El perdón no significa que esté excusando el daño hecho o incluso reconciliándose con la persona. En cambio, se trata de recuperar una sensación de paz que pueda permitirle seguir adelante.

Estos son solo algunos de los beneficios del perdón:

  • Salud mental mejorada
  • Presión sanguínea baja
  • Disminuir el riesgo de síntomas de depresión.
  • Sistema inmunológico más fuerte
  • Autoestima mejorada
  • Disminución de los niveles de ansiedad y estrés.

Aprendiendo a perdonar

El acto de perdonar no siempre es fácil. Como cualquier habilidad, debe ponerse en práctica para que sea eficaz. A menudo, puede encontrarse atrapado en el círculo de la negatividad y puede ser difícil romper ese círculo para iniciar el perdón. Si tiene dificultades para perdonar, considere practicar la empatía. Si puede ver la situación desde el punto de vista de la otra persona, podría ayudarlo a comprender mejor sus acciones y aliviarle el dolor.

Quizás usted podría haber reaccionado de la misma manera si la situación se hubiera revertido. Pregúntese sobre las circunstancias y lo que podría haber hecho. Podría ayudarlo a tener una mayor disposición para dejar de lado el rencor y seguir adelante.

Reflexiona sobre los momentos en los que podrías haber lastimado a otros. ¿Te perdonaron? ¿Cómo afectó eso su relación con ellos? Además, piense en ocasiones en las que vio a otros perdonar. ¿Cómo les impactó positivamente?

Escribir en un diario también puede ser una excelente manera de sacar tus sentimientos de la cabeza, rompiendo el círculo de pensar constantemente en ellos. Para superar una situación o circunstancias dolorosas, a menudo comienza expresando por qué te has lastimado y el impacto del impacto de la otra persona en ti.

Reconoce que el perdón es un proceso, uno que podría significar que necesitas perdonar pequeñas heridas repetidamente mientras trabajas para superarlas. En muchos sentidos, implica tomar una decisión consciente de no seguir insistiendo en la situación, sino de concentrarse en los aspectos positivos de su vida en este momento.

El perdón no significa cambio ni reconciliación

Para ser claros, perdonar a una persona no significa que reconocerá que lo que hizo fue doloroso o que modificará sus acciones en el futuro. También puede que no sea apropiado que tenga más contacto con esa persona, especialmente en casos de abuso.

El perdón no es para quien te lastimó, por lo que no se basa en si está dispuesto a cambiar o tomar medidas para reparar su relación contigo. En cambio, se trata de darte tranquilidad y permitirte liberar la negatividad que rodea esa situación. Le quita el poder a esa persona sobre su vida y su bienestar mental y emocional.

Fuente: pexels.com

Asistencia profesional para perdonar

En algunos casos, las circunstancias que subyacen a su rencor pueden ser tan grandes que perdonarlas por su cuenta es casi imposible. En esos casos, puede beneficiarse si busca un consejero o un grupo de apoyo que lo ayude en el camino hacia el perdón. Ellos pueden proporcionarle las herramientas necesarias para ayudarlo a dejar de ser una víctima y entrar en las alegrías y bendiciones de su vida actual.

Tu consejero espiritual o un amigo cercano también pueden ayudarte a superar tus sentimientos acerca de las circunstancias dolorosas, permitiéndote perdonar y cerrar ese capítulo de tu vida.

Es importante reconocer que el perdón no se trata de la otra persona, sino de permitirle concentrarse en su vida ahora, en lugar de quedarse en el pasado. El perdón puede tener un impacto positivo en su salud mental, emocional y física, así como en la salud de sus relaciones con los demás.

Finalmente, reconocer que el perdón es importante para su bienestar significa reconocer cuándo necesita buscar ayuda profesional para abordar esas heridas del pasado y ayudarlo a seguir adelante. Si está luchando con una herida pasada y está buscando un consejero profesional o un terapeuta autorizado, BetterHelp.com puede ayudarlo.