Cómo tomar clases de manejo de la ira puede ayudarlo a tomar el control de su vida

¿Notas que tienes dificultades para controlar tu ira? ¿Eres rápido para enojarte con la más mínima cosa? Tal vez seas lento para enojarte, pero cuando te enojas, se convierte en un campo de batalla. Tal vez tenga dificultades para tener desacuerdos significativos con sus amigos y familiares. Si alguna de estas cosas le suena familiar, entonces tomar clases de manejo de la ira puede ser lo mejor para usted y su familia. Puede permitirle lograr una mejor armonía entre usted y las personas que ama, lo que tendrá un impacto increíble en su calidad de vida.



Fuente: pexels.com



¿Qué es el manejo de la ira?

Destino de llama gemela

En primer lugar, echemos un vistazo rápido al manejo de la ira y qué es. ¿Recuerdas esas escenas de películas antiguas en las que alguien se enoja y se pone rojo, con vapor saliendo de sus oídos, justo antes de comenzar a golpear algo con un martillo? Bueno, eso no es exactamente lo que implica el manejo de la ira. Algunas personas que buscan el manejo de la ira tienen un problema muy serio al que pueden reaccionar con fuerza e incluso de manera agresiva cuando están enojadas. Otros pueden experimentar emociones menores, pero en breve profundizaremos en los diferentes tipos de ira.



El manejo de la ira es esencialmente un tipo de programa o clase en el que aprende más sobre su ira y lo que la impulsa. También aprenderá a manejar ese enojo desde el principio hasta el final. Esto significa que descubrirás cómo reconocer qué factores te hacen sentir así y aprenderás a reconocer las señales que indican agresión. Incluso aprenderá lo que puede hacer para calmarse con diferentes consejos y técnicas que varían para cada individuo.

Para algunos, escuchar música puede ser un método excelente para calmarse. Para otros, puede ser algo tan simple como leer un libro o dar un paseo. Lo importante es descubrir qué funciona mejor para ti. Finalmente, aprenderá cómo tomar decisiones productivas sobre la situación y cómo interactuar con su familia, amigos y todos los demás en su vida de una manera mucho más positiva.

¿Tengo un problema de ira?



Responder a la pregunta de si tiene o no un problema legítimo es difícil, pero la forma más sencilla de hacerlo es observar cómo la ira afecta su vida personal. ¿Su enojo se interpone en su camino para tener la vida saludable y las relaciones que desea tener? Si la respuesta es sí, es posible que tenga un problema que se puede tratar y solucionar fácilmente. No necesita pasar el resto de su vida sintiéndose así, ni debería hacerlo. La ira también se vuelve problemática cuando hiere a las personas que te rodean o cuando te hace actuar violentamente.

Es importante notar que la ira es una emoción perfectamente normal en todo ser humano. Cuando sientes que alguien te ha tratado mal, es completamente natural que te sientas frustrado y / o molesto. También es común sentirse levemente agravado cuando algo no sale como usted quiere o como cree que debería hacerlo. Es cuando la agravación aumenta a proporciones irracionales e interfiere con su vida que se convierte en un tema de preocupación. La mejor solución es comenzar a investigar los programas y clases de manejo de la ira que se ofrecen a su alrededor.



Fuente: pexels.com

Síntomas y signos de problemas de ira

¿Crees que tienes problemas para controlar tu ira? Si alguna de las siguientes preguntas parece resonar en usted, entonces puede ser el momento de buscar ayuda profesional.

  • ¿Golpeas objetos para sentirte mejor?
  • ¿Reacciona de forma violenta o rápida a problemas menores?
  • ¿Tiene dificultad para calmarse cuando comienza a sentirse enojado?
  • ¿Tiende a romper artículos cuando discute con alguien?
  • ¿Parece tener la misma discusión con la gente una y otra vez?
  • ¿Te frustra la forma en que actúas cuando discutes?
  • ¿Te arrepientes de lo que sucedió inmediatamente después de una discusión?
  • ¿Acusa a sus seres queridos de faltarle el respeto cuando no lo son?

Cualquiera de estos podría ser una señal de que usted mismo está experimentando problemas de ira. Emociones, que incluyen:

  • Depresión
  • Paranoia
  • Frustración
  • La falta de sueño
  • Aislamiento social
  • Ansiedad

Todos estos también pueden ocurrir como resultado de problemas de manejo de la ira. Deben ser analizados por un profesional si está pensando en obtener ayuda. Su médico o profesional de la salud mental podrá ayudarlo a comprender mejor su situación y usted mismo.



Posibles ideas para calmarse

Como se mencionó anteriormente, calmarse cuando se siente enojado es algo muy personal. Va a requerir que trabaje un poco para encontrar algo que ayude e incluso puede requerir un poco de prueba y error. Una de las mejores cosas que puedes hacer es pensar en lo que te hace sentir más paz interior y probarlo cuando empieces a sentir agresión. Si eso no funciona, sigue intentándolo hasta que encuentres algo que se pega. Un profesional de la salud mental podrá ayudarlo a considerar diferentes opciones y cosas nuevas para que experimente.

Aquí hay algunas ideas rápidas y fáciles para que las pruebe ahora mismo.

  • Lee un libro
  • Da un largo paseo
  • Medita o practica ejercicios de respiración profunda.
  • Cuente lentamente hasta 10 y regrese

Fuente: unsplash.com

¿Por qué tengo problemas de ira?

Hay una variedad de factores que pueden causar problemas de ira. Para muchos, suele haber una causa arraigada en el pasado, sobre todo durante la infancia. Estas son personas que tienden a tener una autoestima extremadamente baja, lo que generalmente se debe a que no confían en las personas que los rodean o han sufrido abusos. Como resultado, pueden actuar con saña para mantener a las personas a distancia, para evitar que se lesionen de nuevo o por cualquier otra razón en ese sentido. Incluso si no lo entienden completamente, estar enojado se ha convertido en una especie de mecanismo de defensa y una forma en que sus mentes los mantienen invulnerables al daño.

Los problemas de salud mental subyacentes también pueden tener un impacto negativo en el manejo de la ira. Estos problemas pueden ser cosas como depresión y ansiedad, incluso si la persona no se da cuenta de que los tiene, o al menos no en un grado de preocupación. Si la agresión parece surgir de la nada o si la persona nunca mostró problemas de ira anteriormente, es importante considerar los trastornos de salud mental como una posible causa. Otra área a considerar si los problemas de ira parecen ser esporádicos son las posibles lesiones cerebrales. Una lesión en áreas específicas del cerebro también puede causar un cambio en el estado de ánimo y la personalidad, en cuyo caso debe tratarse de manera diferente.

Antes de considerar el tratamiento de salud mental, considere probar algunas de estas útiles soluciones alternativas para controlar mejor su ira.

Ejercicio

La actividad física es un método probado para ayudar a liberar drásticamente la tensión y la agresión de una manera positiva y productiva. Levantar pesas, salir a correr, golpear el saco de boxeo en el gimnasio, etc. son ejercicios divertidos para que disfrutes. ¡Pruébalo y compruébalo por ti mismo!

Sea empático

Muchas veces nos olvidamos de ver las cosas desde una perspectiva diferente a la nuestra. Antes de arremeter contra alguien, no importa cuán justificado se sienta, trate de imaginar cómo se siente esa persona. Tomarse el tiempo para hacer un esfuerzo adicional y tener un enfoque más empático puede ayudarlo a calmarse y repensar su nivel de agresión.

Fuente: unsplash.com

Piensa antes de actuar

Aunque puede ser difícil controlar su ira una vez que la libera, puede reducir su agresión de antemano si piensa antes de actuar. Esto puede ser más difícil en el calor del momento, pero no está de más intentarlo. Tómate un minuto y evalúa la situación mientras te preguntas si atacar violentamente es la respuesta adecuada. La mayoría de las veces no lo es.

Obtenga la ayuda que necesita con BetterHelp

El manejo y la terapia de la ira pueden resultar embarazosos para muchas personas. Por un lado, probablemente no quieras que todos sepan lo que está pasando en tu vida personal y cómo está afectando a tu familia. Al asistir a su terapia en línea, nunca tendrá que preocuparse de que nadie conozca sus asuntos. En su lugar, puede simplemente iniciar sesión desde su computadora en cualquier lugar con conexión a Internet, lo que significa que puede sentarse en su silla favorita, relajarse en el sofá o pasar el rato en el hotel mientras está en un viaje de negocios. No importa lo que prefiera, siempre tendrá acceso a una sesión de asesoramiento discreta y anónima. Lea a continuación algunas reseñas de los consejeros de BetterHelp, de personas que experimentan problemas similares.

Reseñas de consejeros

“Steve es increíble y hace un buen trabajo al hacer que esto parezca menos una sesión de asesoramiento y más una conversación entre amigos. Me ayudó a hablar sobre mis problemas de ira y mi rabia al volante y me dio muchas herramientas para resolver problemas. ¡Lo recomiendo mucho! '

'Regina me ayudó a identificar de dónde surgieron mis problemas de ira en la primera sesión y me ha estado ayudando a ser más consciente de mis desencadenantes de advertencia. ¡Muy perspicaz y útil! '

Preguntas frecuentes

¿Cuánto cuestan las clases de manejo de la ira?

Si necesita ver a un terapeuta de manejo de la ira, el precio es bastante bajo. Puede que tengas que pagar entre $ 35 y $ 60 por clase, pero todo depende. Algunas clases pueden tener más tarifas agregadas, como tener que comprar un libro u otro accesorio. A veces, puede encontrarse con un terapeuta de manejo de la ira o un especialista en manejo de la ira que acepte un seguro o sea gratuito.


¿Hay clases gratuitas de manejo de la ira?

Es posible que pueda encontrar algunas clases que ofrezcan manejo de la ira sin costo alguno. Hay algunos cursos en línea para el manejo de la ira disponibles de forma gratuita, y es posible que también pueda encontrar una clase en persona de forma gratuita. Luego, siempre está el especialista en manejo de la ira o el terapeuta de manejo de la ira que acepta su seguro.

no me gusta la gente

Lamentablemente, no son demasiado comunes, pero existen.


¿Qué enseñan en las clases de manejo de la ira?

La clase de manejo de la ira, o terapia individual, le enseña las mismas reglas básicas. Suelen enseñarte que la ira es una emoción normal y que no hay vergüenza en sentirse enojado, pero debes controlarla y expresarla de manera saludable.

Es posible que le enseñen cómo identificar los desencadenantes que provocan la ira y luego aprenderán formas de evitarlos o manejarlos.

Una clase de manejo de la ira puede enseñarle cómo controlarse cuando siente emociones incontrolables. Puede aprender a calmarse respirando, teniendo pensamientos felices o realizando un arrebato de ira en un entorno seguro.

Las clases de manejo de la ira, ya sea consejería para el manejo de la ira en Nueva York, consejería para el manejo de la ira en Nueva Jersey o en cualquier otro lugar del mundo, le enseñarán las mismas reglas, pero dependiendo de a quién tenga, pueden tener diferentes técnicas.


¿Cómo controlo mis arrebatos de ira?

Tener arrebatos de ira rara vez es algo bueno. Puede avergonzarse, terminar lastimando a alguien o arruinar una relación. Si tiene problemas de ira, es importante que tome el control de la ira. Ya sea que esté tomando clases de manejo de la ira en Nueva York, clases de manejo de la ira en Nueva Jersey o en cualquier otro lugar del mundo, ese debería ser su primer paso.

Además del asesoramiento, la terapia para el manejo de la ira y otras formas de ayuda profesional, aquí hay otras formas en las que puede controlar sus arrebatos.

  • Los arrebatos pueden ocurrir de repente, pero a menudo, hay un estruendo antes de que suceda. Puede sentir que está a punto de estallar. En este punto, es importante que encuentre un lugar para calmarse o expresar su enojo.

  • Practica la respiración controlada. Respirar profundamente puede calmarte y hacerte pensar de manera más racional.

  • Aquí hay una cosa que aprenderá de las clases de manejo de la ira: desencadenantes de la ira. Cuando tenga un arrebato, escriba lo que lo provocó. Esto puede ayudar a identificar los desencadenantes y luego aprender a evitarlos, o al menos descubrir cómo puede tolerarlos.

  • Intente cambiar la forma en que maneja una conversación. Use más lenguaje 'yo' y exprese cómo se siente, no lo que hizo la persona. Sea consciente de sus pensamientos y asegúrese de no decir lo que está pensando.

  • Si tiene un arrebato de ira, es importante que se disculpe. Puede suceder, incluso con el control del manejo de la ira.

Recibir asesoramiento, terapia para el manejo de la ira, medicamentos y realizar mejoras personales marcadas son algunas de las mejores formas en que puede controlar su ira.

¿Cuáles son los signos de problemas de ira?

Todos se enojan de vez en cuando, pero con el manejo de la ira, la ira siempre es incontrolable. A continuación se muestran algunas señales.

  • Te enojas con eventos minúsculos. Las cosas que deberían ser levemente irritantes harán que explote.

  • Su ira puede llegar repentinamente y sentirse incontrolable.

  • En el mundo del manejo de la ira, la ira que es pasivo-agresiva a veces también puede ocurrir. Este tipo de ira puede irritar a los demás y es simplemente tóxico.

  • Con su enojo, tiende a culpar a los demás por sus problemas, aunque no sea su culpa. Muchas personas que están enojadas no son tan conscientes de ello o pueden poner excusas para ello.


¿El manejo de la ira es un problema de salud mental?

Sí, el manejo de la ira es un problema que afecta la salud mental. La ira excesiva puede ser perjudicial para su salud mental, y un terapeuta de manejo de la ira puede ser alguien que también profundice en otros problemas de salud mental. Los psicoterapeutas y consejeros de manejo de la ira están aquí para ayudar, así que no les tema.


¿Qué es el manejo de la ira ordenado por la corte?

Esto es cuando un juez le ordena que tome programas de manejo de la ira dentro de un período de tiempo determinado. Esto suele ser el resultado de un delito menor causado por un mal genio. Los programas de manejo de la ira pueden evitar que vuelva a cometer un delito, y debe tomarlos si un juez se lo ordena.


¿Cuánto tiempo dura la terapia de manejo de la ira?

Todo depende de la persona. Si tiene problemas leves de ira, es posible que tarde menos tiempo y viceversa. El manejo de la ira tiende a durar entre 4 y 6 semanas, pero podría llevar más tiempo.

Con los programas de manejo de la ira, siempre debe tomarse su tiempo. Es mejor tomar más tiempo para darte un capricho que abandonar los programas de manejo de la ira más adelante. Cuando se trata de clases de manejo de la ira, la ira puede requerir varias sesiones para controlarla, y eso está bien.


¿Existe algún medicamento para la ira?

Definitivamente hay medicamentos que pueden ayudar con su ira. Los antidepresivos, antipsicóticos, estabilizadores del estado de ánimo y otros medicamentos pueden ayudarlo a sentirse mejor. Esto funciona especialmente si tiene depresión, problemas de ira y otros problemas que todos estos medicamentos pueden abordar. Con la depresión, pueden surgir problemas de ira y los medicamentos pueden ayudar con ambos.

Piense en la medicación como una solución temporal. Muchas personas no quieren usar medicamentos todo el tiempo, y tratar su enojo drogándose no funciona para la mayoría de las personas. Sin embargo, los medicamentos pueden funcionar mientras asistes a varias clases y programas de manejo de la ira para controlar tus sentimientos a través de técnicas como la respiración y la atención plena.

atormentado por la culpa


¿Cómo soluciono mi mal genio?

Si tiene mal genio que lo lleva a la ira y la agresión, es posible que se pregunte cómo puede solucionarlo. Aquí hay algunas formas de hacerlo.

  • Primero, hable con los consejeros de manejo de la ira. La terapia para el manejo de la ira puede ayudarlo a controlar su temperamento y aprender cómo extenderlo.

  • Practica técnicas de manejo de la ira. Respire profundamente unas cuantas veces y relájese cuando se sienta enojado. Practica la terapia cognitivo-conductual, una técnica que descarta cualquier pensamiento que te enoje o que no ayude a la situación. La terapia para el manejo de la ira puede ayudar con esto.

  • Escriba lo que desencadena su mal genio. Al tener una lista de factores desencadenantes, puede aprender a ser más consciente de ellos o evitarlos por completo.

Asegúrese de recibir asesoramiento, terapia para el manejo de la ira y ayuda profesional.

¿Tengo un problema de ira?

citas de procrastinación

Todos se enojan de vez en cuando y muchas personas que se enojan a veces pueden perder los estribos cuando la situación no es apropiada. Existe una diferencia entre la ira general y un problema de ira.

Aquí hay algunas señales de que puede tener un problema de ira:

  • Te sientes irracionalmente enojado todo el tiempo, incluso cuando no deberías estarlo.

  • Explotas con gente que no lo merece.

  • La ira que expresa es demasiado excesiva para la situación actual.

  • Te encuentras siendo pasivo agresivo todo el tiempo.

  • Culpas a los demás y rara vez a ti mismo.

  • A veces, te pones violento, ya sea gritando o golpeando cosas.

Si siente que tiene un problema de ira, vaya a hablar con un terapeuta que ofrezca manejo de la ira o vaya a cualquier otro lugar que ofrezca clases y programas de ira.


¿El manejo de la ira está cubierto por el seguro?

Como el manejo de la ira es una forma de terapia, algunas compañías de seguros lo cubrirán. Muchas compañías de seguros y clínicas de terapia cubren o aceptan seguros, pero todo depende de cuál sea su seguro y a dónde vaya. Investigue y vea qué compañías de seguros lo cubren. Es posible que pueda encontrar una clase de manejo de la ira con un pequeño copago o gratis.


¿Qué sucede si no toma una clase ordenada por la corte?

Si se le ordenó tomar una clase de manejo de la ira, y no la toma y la termina dentro del tiempo que se le asignó, es posible que tenga serios problemas. Obviamente, depende de dónde se encuentre, pero podría ser arrestado.

A veces, es posible que tengas que hablar con un juez y te preguntará por qué no tomaste el curso de consejería para el manejo de la ira. Si tiene una buena razón, podría obtener una extensión.

Si se le ordenó, no solo es la ley, sino que es lo correcto. Controlar su ira puede permitirle llegar lejos.

¿Cuál es el objetivo del manejo de la ira?

El objetivo del manejo de la ira se describe mejor como control de la ira. Todos nos enojamos, pero las personas que necesitan el manejo de la ira tienden a mostrar su ira de formas tóxicas, como gritar a los demás o dejar que la ira controle su vida.

El manejo de la ira implica identificar cualquier desencadenante que pueda hacer que uno se enoje y luego aprender a evitarlo o tolerarlo. El manejo de la ira también implica practicar técnicas para calmarte. El asesoramiento sobre la ira podría implicar el uso de la respiración controlada o el uso de otras vías para expresar su ira.

El manejo de la ira no está eliminando su ira por completo. Todos se enojan y reprimirlo puede empeorar sus problemas. El tratamiento adecuado de la ira implica ese feliz equilibrio entre saber cuándo expresar la ira y cuándo controlarla cuando surgen signos de ira durante una situación en la que necesita mantener la calma.
Conclusión

Tenga en cuenta que obtener ayuda profesional es un maratón, no un sprint. Si está luchando con problemas de ira, es muy poco probable que pueda resolverlos por su cuenta. Conseguir que un profesional de la salud mental lo lleve de nuevo al camino correcto hará que la experiencia sea mucho más fácil para usted e incluso puede ayudarlo a llegar más rápido y más fácilmente. Te mereces ser feliz. Da el primer paso hoy.