¿Por qué algunas personas tienen más ambición que otras?

Fuente: unsplash.com



¿Cómo define la ambición? La definición de ambición es un fuerte deseo de hacer algo, incluso frente al trabajo duro. Dicho de otra manera, la definición de ambición es una profunda determinación de hacer algo, sin importar el costo. Conociendo la definición de ambición, parece algo que debería afectarnos a todos. Algunas personas tienen más ambición que otras. ¿Porqué es eso?



¿Qué es la ambición?

La aspiración se usa a menudo como otra palabra para la ambición. De hecho, si hubiera un tesauro de ambición, 'aspiración' sería uno de los sinónimos de ambición. Sin embargo, las aspiraciones y las ambiciones son dos conceptos diferentes. Si alguien tiene una aspiración, esto significa que está trabajando hacia un objetivo muy específico, como conseguir un automóvil nuevo o ingresar a una universidad prestigiosa. La ambición es más como un rasgo de personalidad, algo que alguien tiene, en lugar de algo que hace.

Para comprender mejor la ambición, defina el objetivo. Si alguien está trabajando para obtener más dinero o un estatus más alto en la vida, entonces este es el verdadero significado de la ambición, ya que una de las definiciones de ambición es el impulso para buscar alguna recompensa. Por lo tanto, podría considerar que uno de los posibles sinónimos de ambición es 'éxito'.



Algunos definirían: la ambición es algo bueno, ya que impulsa a una persona a lograr el éxito a través del trabajo duro. Sin embargo, para otros, lo que la ambición significa es que una persona prioriza las cosas incorrectas en la vida, enfocándose en un éxito externo más vacío, en lugar de desarrollar la paz interior y la felicidad.

Por qué algunas personas son más ambiciosas que otras

Hay varias razones por las que una persona puede ser más ambiciosa que otra. Por un lado, puede depender de en qué parte de la familia se ubique la persona en cuanto al orden de nacimiento. El niño más pequeño tiende a tener una mayor ambición porque siente que siempre está compitiendo con sus hermanos mayores. Sin embargo, si sus hermanos ya están bastante establecidos, esto puede funcionar en contra del niño más pequeño, haciendo que se retraiga y se vuelva menos ambicioso.

Lo mismo ocurre con los amigos. Si un amigo siente que está constantemente compitiendo con el otro amigo, hará todo lo posible para volverse más grande, más rápido y más fuerte que ese amigo. Específicamente, si un amigo es más inteligente que el otro y siempre está obteniendo mejores calificaciones, el otro amigo se quedará despierto toda la noche estudiando para obtener calificaciones tan buenas como las de su amigo.



Fuente: pexels.com

Algunas personas se vuelven más ambiciosas debido a una inseguridad profundamente arraigada. Constantemente sienten que deben ser mejores, hacerlo mejor, lo que los impulsa a perseguir siempre más y mejor. Sin embargo, esto también puede funcionar a la inversa, ya que algunas personas inseguras terminan retirándose y renunciando a la vida por completo.



Aún así, otra razón por la que algunas personas son más ambiciosas que otras proviene de la necesidad de demostrar que otras personas están equivocadas sobre ellas. Quizás otros los ven como 'estúpidos', 'lentos' o 'desmotivados'. Esto es suficiente para impulsar a algunas personas a desarrollar una actitud de tipo 'les mostraré'. Harán lo que sea necesario para mejorar sus calificaciones, correr más rápido en la clase de gimnasia o llegar al trabajo a tiempo todos los días, y con un flujo constante de nuevas ideas para llevar a la mesa. ¡Eso les mostrará!

¿Es la ambición algo bueno?

En general, sí, la ambición es algo muy bueno. Es el impulso que nos impulsa hacia cosas más grandes y mejores, y puede ser contagioso. Si sus amigos y familiares lo ven trabajando duro y obteniendo excelentes resultados, y sin dejarse influir por ningún obstáculo que pueda interponerse en su camino, entonces pueden comenzar a emular ese comportamiento con la esperanza de lograr un resultado similar.

Sin embargo, donde las cosas van cuesta abajo es con la ambición egoísta. Una especie de definición de ambición egoísta es estar tan impulsado que anteponga sus propias necesidades a las necesidades de los demás.

Considere el siguiente ejemplo:

Nada significa más para Betty que tener a su tío con exceso de trabajo que deja el trabajo a un lado solo por una noche para poder asistir a su recital de baile. El tío Danny fácilmente podría posponer su reunión programada para esa misma noche para poder asistir al recital, pero es más importante para él que le demuestre a su jefe qué tipo de ambicioso es realmente.



El tío Danny se salta el recital y va a su reunión. Betty, devastada porque su tío no pudo dejar de trabajar por una noche para verla actuar en un espectáculo que ha estado practicando durante todo el año, arruina su actuación. El buscador de talentos en la audiencia centra su atención en otra parte cuando Betty de otra manera podría haberse abierto camino hacia una beca en una respetada escuela de danza.

En este ejemplo, el tío Danny puso sus propias necesidades egoístas por encima de las necesidades de su sobrina y, como resultado, su vida se vio afectada negativamente. Este es un ejemplo de ambición egoísta. Dicho de otra manera; un sinónimo de ambición egoísta sería, simplemente, 'egoísta'. Es decir que el significado de ambición egoísta es que la persona se trata de 'yo, yo, yo' sin tener en cuenta lo que les sucede a aquellos que se interponen en su camino.

El ingrediente oculto

La ambición de una persona puede variar significativamente de otra. Mientras que una persona trabaja constantemente muchas horas, su compañero de trabajo cuenta los minutos hasta que pueda salir a las 5:00 e ir de fiesta. Mientras que una estudiante renuncia a la fiesta por leer libros, su compañera de cuarto se queda fuera todas las horas de la noche y, por las apariencias, no le importan sus calificaciones. ¿Qué es lo que realmente hace que algunas personas sean más ambiciosas que otras? ¿Qué significa ambición en la medida en que afecta a las personas de manera tan diferente?

Fuente: pxhere.com

Debido a que la ambición es un rasgo de la personalidad, esto la convierte en un problema psicológico, y los problemas psicológicos nunca son simples. Sin embargo, hay un 'ingrediente secreto' para la ambición, que hace que sea más comprensible por qué todos experimentan la ambición en diferentes intensidades: la valentía. Si no eres valiente frente a un desafío, no es posible que seas ambicioso. De hecho, otro sinónimo de ambición bien podría ser 'coraje'.

Si a una persona se le presenta un desafío que le asusta y no puede reunir el valor para asumir ese desafío, entonces se retirará. Y aunque tener valor puede ser sinónimo de ambición, la falta de ella puede aniquilar.

Cómo saber si eres ambicioso

La ambición se puede ver de dos maneras: o eres el tipo que está derribando a todos para llegar al frente de la fila, o eres la chica que venció a todos los demás por esa beca a través del trabajo duro y la determinación.

La ambición no siempre tiene que ser algo despiadado. La ambición es buena porque te impulsa a querer cosas mejores en la vida, y la vida es demasiado corta para ser miserable.

psicología pop

Entonces, ¿qué rasgos tienden a compartir las personas ambiciosas? Bueno, por un lado, las personas ambiciosas tienden a crear metas que se guardan para sí mismas. Esto puede parecer al principio un movimiento competitivo y furtivo, pero es más una cuestión psicológica.

Cuando establece una meta y la comparte con otros, el cerebro se siente engañado para creer que ya lo ha logrado. ¿Por qué más lo compartirías? Sin embargo, mantener su objetivo cerca del chaleco le niega esa falsa sensación de satisfacción y mantiene su impulso para hacer las cosas intactas.

Lo que es bastante interesante es que las personas ambiciosas, de hecho, no compiten con otras. Al menos, no directamente. Si bien el hermano menor puede sentir que está compitiendo con sus hermanos y hermanas, en realidad, está compitiendo consigo mismo. Se recuerda a sí misma las metas que sus hermanos han logrado y se está fijando metas aún más altas. Está compitiendo consigo misma para ver si puede alcanzar las metas que se ha fijado, en lugar de intentar superar a sus hermanos directamente.

Otro rasgo común entre los ambiciosos es uno que ya se ha mencionado antes: la valentía, pero más específicamente, la voluntad de asumir riesgos. Las personas ambiciosas sienten el miedo y lo hacen de todos modos, tal vez porque pueden manejar su miedo mejor que otros. Las personas ambiciosas también tienden a tener una mente más abierta. Entienden que si se abren a nuevas experiencias, esto puede ayudarles a enriquecer sus vidas y tal vez incluso ayudarlos de alguna manera a lograr su objetivo.

¿Cómo se vuelve más ambicioso?

Fuente: pexels.com

Algunas personas son simplemente más ambiciosas por naturaleza, y eso está bien. Sus experiencias de vida y sus entornos los han convertido en personas más ambiciosas. Pero si no está satisfecho con su impulso y desea aumentar su ambición, una de las formas más fáciles de hacerlo es rodearse de personas ambiciosas.

Hay un dicho que dice: 'si eres la persona más inteligente de la habitación, busca una habitación diferente'. Lo mismo ocurre con la ambición. Si todos tus amigos están más relajados acerca de cómo abordan los desafíos en su vida, y si quieres algo más que lo mundano, entonces lo mejor para ti es buscar personas cuyas metas de vida coincidan más estrechamente con las tuyas. Esto es especialmente cierto en el lugar de trabajo.

¿Sueles enfrentarse a la inseguridad? Considere comunicarse con uno de nuestros consejeros autorizados para obtener ayuda y apoyo.